Novedades

Aechmea

Violeta 22 de mayo de 2010

AechmeaRecibe el nombre de  Aechmea un género, con más de ciento cincuenta especies, perteneciente a la familia Bromeliaceae, forman parte de la vegetación típica de las costas atlánticas tropicales y subtropicales de Sudamérica. Se las usa como ornamentales por su belleza exótica, por ser muy resistentes y por los escasos cuidados que demandan. Su altura varía entre los 50 y los 80 cm.

Pueden ser cultivadas en macetas y en el interior de las viviendas en habitaciones bien iluminadas, pues necesitan la luz solar y no olvidar de pulverizar agua sobre ellas, cada tanto, porque de otra forma veremos que sus hojas se arrugan y terminan secándose. Se las debe poner a resguardo en épocas de baja temperatura pues no soportan las heladas.

Precisan suelos sueltos, con una mezcla de turba, corteza de pino y mantillo, además de un muy buen sistema de drenaje porque el peor riesgo que corren es el de la pudrición de los tallos por exceso de riego. Sus hojas largas y de forma lanceolada se disponen en forma de roseta, envainándose entre sí, son rígidas, tienen aspecto coriáceo y algunas veces hasta presentan bordes serrados, de ellas deriva el nombre de la planta que en griego significa “punta de lanza”.

Sus flores pequeñas se reúnen en una inflorescencia del tipo espiga que nace del centro de hojas   modificadas (brácteas imbricadas) de colores vivos, la mayoría de las veces rosa. Para reproducirlas sólo basta con sacar con cuidado los vástagos laterales que van naciendo en su base e ir colocándolos en recipientes adecuados, enraízan rápido estando en un ambiente cálido y con bastante humedad ambiente. Con los cuidados adecuados al siguiente año ya darán flores. Si se decide multiplicarlas por semilla la primera floración ocurrirá recién luego de transcurridos cuatro años.

Durante su desarrollo pueden abonarse cada quince días con algún fertilizante soluble en agua y el riego se debe efectuar desde arriba y no en el sustrato, pues así es como lo reciben los días de  lluvia, que es cuando acumulan agua en los cuencos que se forman entre sus hojas. La sequía atrae a sus principales plagas, las cochinillas, los pulgones y la Arañuela roja, por ello tampoco deben estar expuestas a corrientes de aire que secan demasiado el ambiente. Para que conserven mejor la humedad se puede colocar su contenedor sobre una bandeja con restos de macetas de cerámica rotas o piedras de arcilla bien humedecidas.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.