Novedades

Anacamptis pyramidalis

Violeta 18 de diciembre de 2011

anacamptis pyramidalis

Recibe el nombre de Anacamptis pyramidalis u Orquídea piramidal, una planta monocotiledónea bulbosa perteneciente a la familia Orchidaceae que crece de manera silvestre en prados calizos o calcáreos de Europa, del oeste de Asia y del noreste africano. Se la encuentra comúnmente desde el nivel del mar hasta una altitud de ochocientos metros, pero se han hallado algunos ejemplares hasta los mil cuatrocientos metros. Posee porte erecto, sus tallos son cilíndricos y glabros. Las hojas basales son lanceoladas y acuminadas, de color verde claro, a medida que ascienden pierden tamaño y se adhieren más, hasta llegar a parecer brácteas.

Prefiere suelos profundos, ricos, con agregado de arena para un mejor drenado y exposición a sol pleno porque a la sombra no se desarrolla.  Sus flores, que miden alrededor de un centímetro, son hermafroditas (órganos femeninos y masculinos en la misma flor) y son polinizadas por las mariposas de tipo Lepidóptera, a las que atrae el fuerte aroma a vainilla que emana; pueden aparecer en todas las tonalidades de rosa, desde el más claro hasta llegar al lila oscuro, casi violeta; se reúnen en inflorescencias terminales semejantes a conos o pirámides, de allí su nombre. El fruto es capsular, mide entre quince y veinte milímetros y contiene numerosas semillas, las que conviene sembrar apenas han madurado porque contienen muy pocas reservas para alimentarse.

También se reproduce por división de los tubérculos; éstos tienen forma entre ovoide y elíptica, se cosechan luego de que la planta ha dado flores y por consiguiente frutos y semillas, se dejan secar y se  muelen para convertirlos en una fécula blanco-amarillenta denominada “salep”, la cual dicen es muy nutritiva y se agrega a las bebidas y comidas; también se la emplea en la fabricación de pan;  entre sus propiedades encontramos la de ser nutritiva (ingerida por personas en estado de convalescencia les ayuda a recuperar las fuerzas con mayor prontitud) y, además, demulcente (lubricante y suavizante de las mucosas).

Tiene relación simbiótica con cierto tipo de hongos que le permiten obtener mejores nutrientes de la tierra y de esa manera puede competir satisfactoriamente por el espacio con otras plantas de su entorno, es muy sensible entonces a los fungicidas, así como a los fertilizantes.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.