Novedades

Arnica montana

Violeta 27 de febrero de 2011

arnica montana

Recibe el nombre de Árnica, o Arnica montana, una planta herbácea perenne pequeña (no sobrepasa el medio metro de altura), perteneciente a la familia Asteraceae. Es originaria de las regiones montañosas templadas (entre los 700 y los 2500 metros sobre el nivel del mar) del hemisferio norte del planeta. En muchos lugares es un sucedáneo del tabaco y no causa tanto daño ni adicción como aquel. Desde muy antiguo la gente  macera las flores de árnica en aceite de oliva y lo aplica en torceduras y esguinces para menguar el dolor.

Sus hojas pubescentes son verdes, opuestas, simples, sésiles y con forma oval, las raíces rizomatosas tienen un tinte rojizo y sus flores, que nacen sobre largos tallos florales solitarios hacia fines de la primavera, reunidas en una inflorescencia de tipo capítulo similar a la de las margaritas, son amarillas; suelen medir hasta ocho centímetros de diámetro y habitualmente no hay más de media docena por planta (la cosecha de las cabezuelas se realiza manual o mecánicamente y desde el atardecer de un día hasta la mañana del siguiente). El fruto es un aquenio de entre 5 y 7 milímetros de longitud, las minúsculas semillas que contienen son pardas, conviene hacerlas germinar en invernadero justamente por su tamaño. Si se emplean los rizomas para su reproducción hay que nivelar bien el terreno antes y dejar un poco más alta la parte sembrada para evitar encharcamientos indeseables; ambos sistemas conviene implementarlos durante el otoño.

Contiene arnicina que es su principal componente terapéutico, ayuda a incrementar la circulación y por ello se la utiliza en caso de golpes, para evitar los hematomas producidos por ellos y para cualquier dolor muscular. Otro de sus componentes, la helenalina, actúa también como antiinflamatorio, antiartrítico, es un analgésico natural y recompone la debilidad de nervios y músculos. Siempre su uso debe ser externo, es tóxica si se la ingiere; incluso si hay herida expuesta en la contusión no se la debe utilizar. Tampoco el tratamiento debe prolongarse mucho en el tiempo porque resulta contraproducente. Hay remedios homeopáticos preparados con árnica pero el principio activo está lo suficientemente diluido como para que no cause daño, así que se los puede tomar con tranquilidad bajo la correspondiente supervisión médica.

Se la puede cultivar aún en suelos pobres, ácidos y con bajo contenido de nitrógeno, pese a ello es especie protegida en muchos países puesto que es muy buscada por su propiedades medicinales y ello llevó a una notable merma de ejemplares, además las zonas en las que se la encontraba antes tienen alta contaminación con nitrógeno y eso para el árnica significa la muerte. Arnica chamissonis es la variedad de cultivo más sencillo. La recolección se efectúa apenas florece, se la deja secar en un lugar sombreado donde corra mucho aire, luego se coloca en recipientes herméticos.

Comentarios realizados (1)

  • #1

    susana santillan 02.27.2011 17:17.

    necesitaria comprar ,la planta de arnica montana-

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.