Novedades

El Árbol de Nim

Violeta 26 de octubre de 2014

El Nim

El Árbol de Nim, o Neem, cuyo nombre científico es Azadirachta indica, pertenece a la familia Meliaceae y es originario de las regiones tropical y subtropical de la India. De porte medio suele alcanzar entre quince y veinte metros de altura con un ancho tronco de más de un metro de diámetro, cubierto por una corteza agrietada que alterna su color entre el gris y el castaño rojizo.

Posee una gruesa y fuerte raíz principal acompañada por abundantes y extensas raíces laterales. Las hojas están compuestas por un número impar de folíolos, formando el que queda solo el ápice; tienen los márgenes profundamente serrados y las nervaduras de un verde mucho más claro que el del limbo; este mide entre tres y ocho centímetros, mientras que todo el conjunto puede llegar a los cuarenta centímetros de largo.

Sus pequeñas flores, blancas y aromáticas, se reúnen en inflorescencias axilares de tipo panícula péndula en un número cercano a la centena. El mismo árbol da flores femeninas y masculinas, sólo que en distintas etapas. El fruto es una drupa con forma oval que, generalmente, contiene una sola semilla.

Prospera aún en las condiciones más adversas, soportando temperaturas muy elevadas y largas épocas de sequía, sobreviviendo gracias a su gran resistencia. Ha sido utilizado como planta medicinal desde la más remota antigüedad. Todas sus partes poseen componentes benéficos pero las más empleadas son sus hojas y las semillas. La reconocida Medicina Ayurvédica Hindú  le confiere propiedades externas cicatrizantes; ingerido se dice que ayuda en casos de hipertensión, colesterol alto, mal funcionamiento cardíaco, reuma, artritis, gota, problemas digestivos y nerviosos.

Al ser depurativo limpia la piel de impurezas y por sus propiedades anti bacteriales ayuda a mantener sanas las encías. En tiendas naturistas se expenden pastillas y cremas que usadas en forma conjunta eliminan el acné. Por ser espermicida es un potente anticonceptivo que dura cerca de un año, pero esto se ha probado en animales de laboratorio y no en humanos todavía; de la misma manera se probó en insectos y dio buenos resultados, no matándolos directamente sino que inhibiendo su reproducción.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.