Novedades

El Arbusto de la Cinta

Violeta 27 de diciembre de 2015

El Arbusto de la Cinta

El conocido comúnmente como Arbusto de la Cinta, en inglés Ribbon Bush, recibe el nombre científico de Adenostoma sparsifolium, pertenece a la familia Rosaceae y es originario de la parte sudoeste de los Estados Unidos de Norteamérica, California y Baja California, donde predomina la vegetación de tipo chaparral. Él y el Adenostoma fasciculatum son las dos únicas especies en su género, aunque no hay hibridación entre ellas porque sus épocas de floración no coinciden. Suele vivir unos cien años.

Puede alcanzar los cinco metros de alto. Posee una raíz en cabellera de desarrollo lateral (hasta un metro y medio), con un tramo grueso, corto y leñoso (lignotubérculo que almacena carbohidratos y agua para hacer frente a situaciones extremas, como un incendio, y rebrotar) del que parten múltiples raicillas fibrosas secundarias agrupadas en racimos.

Su corteza  se desprende en largas tiras, ramifica abundantemente y la copa toma forma redondeada. Crece sobre las mesetas y laderas secas con buen drenaje, entre los trescientos y los dos mil metros de altitud, asociado con enebros y artemisas. Pequeños mamíferos y roedores se alimentan de sus brotes tiernos. Comúnmente se lo reproduce vegetativamente; si se desea obtenerlo mediante semillas hay que recolectarlas y sembrarlas de inmediato, puesto que su viabilidad es baja y tienen corta duración.

Sus hojas simples y de cortos pecíolos están recubiertas por una resina pegajosa que les sirve para reflejar el exceso de radiación solar de las áridas regiones que habita; se ubican de manera alterna en las ramas. Da pequeñas flores blancas que se agrupan en inflorescencias de tipo panícula. El fruto es un aquenio. Precisa suelos sueltos y fértiles, aunque no sean muy profundos. El clima que prefiere es el de características mediterráneas, con veranos secos y calurosos e inviernos suaves y húmedos. En cualquiera de sus etapas de crecimiento es intolerante a la sombra.

Los nativos de la zona hacían infusiones con la corteza de este arbusto que servían para aliviar los síntomas producidos por las enfermedades de transmisión sexual, las mordeduras de serpiente, el tétanos y los resfriados. Hoy en día se ha comprobado que su aceite esencial brinda gran alivio a las afecciones cutáneas.

Aunque es bastante resistente a plagas y enfermedades suele verse afectado por el mismo musgo que parasita a los robles, el Phoradendron villosum y por insectos (chinches) de la familia Miridae del orden de los hemípteros.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.