Novedades

El Ber

Violeta 16 de mayo de 2015

El Ber

Ziziphus mauritiana es el nombre científico que recibe un árbol, perennifolio y espinoso, miembro de la familia Rhamnaceae que suele medir entre tres y doce  metros de alto, con un diámetro troncal de alrededor de cuarenta centímetros y una copa muy desarrollada con ramas pendulares, conocido en su lugar de origen (India y Malasia) como Ber.

Trasladado a otros lugares del mundo se transformó en especie invasiva, formando densas agrupaciones debido a su rápido crecimiento y a su fuerte y profunda raíz pivotante que le permite adaptarse con facilidad aún en zonas con intensas sequías. Pero es cultivado en muchas partes por la importante producción que alcanza en tan sólo tres años, desde el nivel del mar hasta los mil metros de altitud (pasando ésta su producción disminuye considerablemente).

Sus hojas son ovales o elípticas, con el borde finamente serrado; color verde intenso y aspecto coriáceo en la cara superior y más claras y algo pubescentes en la inferior; según la zona que habiten pueden caer en cierta época del año, transformándose así en deciduas.

Las flores son amarillas y pequeñas, nacen de a dos o de a tres en las axilas de las hojas; la polinización es cruzada y la efectúan los insectos que llegan atraídos por el perfume y el néctar. El polen es fino y liviano pero no lo transporta el viento, lo llevan de flor en flor las abejas y a veces también las hormigas.

Los frutos son drupas de pulpa blanca, dulce, aromática y jugosa; difieren en forma y tamaño según la variedad de la planta, pueden ser redondos, ovales u oblongos y tener de tres a seis centímetros de largo; su piel anaranjada o rojiza es lisa, delgada, firme y brillante. Poseen alto valor nutritivo, aportando a nuestra dieta carbohidratos, azúcares, fibra, proteínas, vitaminas, minerales y agua. En su interior descansa un hueso o carozo bilocular que contiene dos semillas marrones y elípticas de medio centímetro de longitud; éstas tienen un promedio de vida latente de dos años, con el paso del tiempo su posibilidad de germinar se reduce. Las plántulas obtenidas no toleran el trasplante, por lo cual conviene sembrarlas en su lugar definitivo; de no ser esto posible habrá que esperar que tengan al menos unos quince meses de vida para trasladarlas.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.