Novedades

El Guayule

Violeta 30 de marzo de 2011

Parthenium argentatum

El Guayule, o Parthenium argentatum, es un arbusto dioico perennifolio que pertenece a la familia Asteraceae, originario de América del norte, típico de regiones semiáridas entre los seiscientos y los dos mil metros sobre el nivel del mar. Mide entre cuarenta y ciento cincuenta centímetros de alto y vive alrededor de cuarenta años. De él se extrae látex hipoalergénico con el que se fabrican guantes y catéteres para cirugía.

Soporta de manera excelente las temperaturas extremas. El rango de lluvias a los que está adaptado fluctúa entre los 50 y los 400 milímetros anuales. Ramifica intrincadamente ya casi a partir de la base, por las ramas es que el común de la gente distingue a los ejemplares machos de los ejemplares hembras, los primeros tienen menor cantidad de ramas pero las mismas son de mayor longitud.

Tiene hojas pecioladas con forma de espátula o lanceoladas en otros casos y acuminadas, pueden presentar bordes enteros o también ligeramente serrados, su color es verdoso-plateado; el tamaño es variable pues depende de la cantidad de agua de que la planta disponga, incluso de estación a estación del año esto puede observarse a simple vista.

La floración suele ser muy prolífica, sus flores se reúnen en inflorescencias de tipo capítulo, las liguladas hacen las veces de corola y las de disco forman el centro. La polinización la efectúan las abejas principalmente, aunque a veces la llevan a cabo también otros insectos que visitan las flores. Los frutos son de tipo aquenio y muy oscuros, en su interior se gesta sólo una semilla dicotiledónea que, en buenas condiciones (almacenada en lugares secos y bien aireados), conserva su poder germinativo por unos seis meses.

La reproducción a través de la simiente es aleatoria puesto que la mayor parte de las pequeñas plántulas que nacen sucumbe ante las malas hierbas que las sofocan. Por ello es que se prefiere reproducir el Guayule mediante retoños, cortados del tallo y de la raíz. Su sistema radicular alcanza un gran desarrollo lateral aunque no muy profundo. Prefiere los suelos arenosos y calcáreos con piedras o cascajos en la superficie y con buen drenaje. La producción de látex es mayor durante el invierno, durante el verano merma considerablemente. En cultivares necesita a menudo fertilizaciones con boro.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.