Novedades

El Hortigón de monte

Violeta 10 de septiembre de 2012

La Gesnouinia arbórea, conocida comúnmente como “Ortigón de Monte”, es un arbusto perennifolio (o parcialmente caducifolio) que puede llegar a crecer bastante (hasta unos cinco metros, aproximadamente) pareciendo un árbol de pequeño porte. Se la halla principalmente en las Islas Canarias, de donde es considerada endémica. Pertenece a la familia Urticaceae. De ser cultivada en los jardines no necesita de muchos cuidados puesto que es una especie rústica, aunque en su hábitat natural se halla amenazada por los cambios climáticos que se producen y por la intervención de hombre en el mismo (desvío de aguas, implantación de especies foráneas que compiten por el alimento, construcción de áreas recreativas en zonas de sotobosque y laurisilva, deforestación, etc.).

Posee ramas arqueadas que se inclinan hacia el piso. Sus hojas de color verde oscuro son simples, pecioladas, opuestas, de forma oval a lanceoladas, miden entre ocho y quince centímetros de largo por unos tres a cinco de ancho, tienen las nervaduras muy marcadas y el borde ligeramente dentado; están parcialmente cubiertas por pilosidades urticantes.

Sus pequeñas flores unisexuadas son rosadas; se reúnen en inflorescencias terminales de tipo panícula, que están sostenidas por largos y fuertes pedúnculos; la polinización es efectuada por el viento que traslada el polen de un ejemplar a otro; los frutos son aquenios y están rodeados por el cáliz que es persistente.

Se multiplica a través de semillas. Necesita abundante humedad ambiente y media sombra. La altitud ideal para que prospere gira entre los quinientos y los mil metros. No resiste las sequías prolongadas. Dentro de la medicina no tradicional se le confieren propiedades antiartríticas, diuréticas y expectorantes (a través de los mucílagos que contiene y que sirven para suavizar las mucosas), y se dice que alivia considerablemente los casos de asma y bronquitis; se utilizan las hojas y las sumidades floridas. También contiene sales minerales que le dan valor alimenticio. Pero como no hay estudios farmacológicos al respecto deberá ser empleada con mucho cuidado, en bajas dosis y no prolongadamente.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.