Novedades

El Jacinto de pino

Violeta 10 de abril de 2015

El Jacinto de Pino

El Jacinto de pino, que responde al nombre científico de Clematis baldwinii, es una especie endémica de la Península de Florida, en América del Norte, donde crece principalmente en terrenos bajos cubiertos por hojarasca de pinos, de allí su nombre popular. Pertenece a la familia Ranunculaceae.

Cuando su tallo liso y ligeramente pubescente emerge en la primavera es inicialmente recto, a diferencia de otras clemátides que tienen tallos rastreros o decumbentes, como la mayoría de las plantas trepadoras. Sus hojas sésiles son simples, más anchas y cortas, en la juventud de la planta; mientras que varían luego a casi dividirse en dos o tres lóbulos (de elípticos a lanceolados), sostenidos por un largo pecíolo; muchas veces se pueden observar ambos tipos al mismo tiempo; se disponen de manera opuesta.

Su profundo sistema radicular consta de una gruesa raíz primaria oscura de la que parten en forma de abundante cabellera numerosas raicillas secundarias más claras, gracias a ello puede obtener agua de napas más internas, soportando así largos períodos de sequía y aún sobrevivir a los incendios.

Sus bellas flores solitarias, de color lavanda, poseen forma acampanada y despiden un casi imperceptible aroma acre. Varios son los insectos que las polinizan, incluidos avispas, mariposas y abejorros y, ocasionalmente, aves como los colibríes.

Cuando el proceso de fertilización concluye la flor cae y los sépalos y el estigma del pistilo crecen alargándose y disponiéndose de manera estrellada, dando origen a frutos de color marrón claro con aparente cola emplumada sedosa. Estos eventualmente se secan y son dispersados por el viento, para que su ciclo de vida vuelva a comenzar.

Se la propaga por semillas o esquejes; prefiere suelos arenosos con buen drenaje (no se da bien en tiestos o macetas) y ubicaciones a media sombra (a sol pleno directo puede secarse irremediablemente); crece hasta alcanzar entre treinta y sesenta centímetros de alto. Ya entrado el verano conviene cortar los tallos hasta casi el ras del piso, entonces en otoño la planta creerá que es primavera y dará otra floración; repetiremos entonces el proceso hacia finales del invierno.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.