Novedades

El Kiwi

Violeta 22 de junio de 2010

El KiwiEl Kiwi o Actinidia deliciosa pertenece a la familia Actinidiaceae, es una planta trepadora (enredadera leñosa) que puede alcanzar los diez metros de alto. Es originaria de China y hoy la hallamos distribuida por todas las regiones templadas del planeta, cultivada principalmente por su fruto comestible. Este es una baya ovalada (que suele pesar entre 60 y 90 gramos, según la variedad) con piel fina de color marrón y pubescente en su superficie; la pulpa es verdosa y presenta numerosas semillas megruzcas en su centro más claro. Crecen formando racimos.

El fruto, de aroma suave y gusto dulce aunque un tanto ácido, es una fuente de vitamina C muy importante, contiene luteína que reduce el riesgo de contraer cáncer, evita enfermedades cardíacas y mantiene la vista en perfecto estado. Aporta fibra a nuestra dieta alimenticia y gracias a ello se pueden prevenir la diabetes, el cáncer de colon, el estreñimiento y los divertículos intestinales. Es rico en cobre, por lo que se recomienda que lo ingieran los niños en su etapa de crecimiento, dado que fortalece los huesos, desarrolla la capacidad cerebral y aumenta la inmunidad frente a las enfermedades. Gracias al potasio que contiene mantiene regulada la presión sanguínea y nos provee además de magnesio, vitaminas B y E y ácido fólico que ayuda a la formación de glóbulos rojos. Se lo consume fresco o elaborado.

La planta tiene hojas grandes, simples, caducas, con bordes ligeramente dentados, dispuestas de manera alternada, en la parte superior son de un verde muy oscuro y más claras por el reverso, con las nervaduras fuertemente remarcadas. Las flores son hermafroditas, presentan cinco pétalos de color blancuzco, rodeados por cinco sépalos verdes y se reúnen en inflorescencias. Cada planta es unisexuada así que la polinización se efectúa por transporte, comúnmente lo hacen los insectos, principalmente las abejas.

Precisa suelos profundos, con buen drenaje, con importante contenido de materia orgánica. Los ideales son los franco-arenosos con poca presencia de cal y nada de cloruros. Para que se mantengan erguidos en los cultivos se arma un emparrado con postes y alambre a los que se irá atando a medida que crezca, la poda de formación consiste en dejarle el tronco principal y dos ramas laterales que cubran los alambres en toda su extensión. A partir del tercer año es cuando la planta comienza a producir, hasta ese momento se la abonará con compuestos nitrogenados que la ayudarán en su desarrollo. La poda de aclaración y limpieza se lleva a cabo cuando los frutos son pequeños para descartar los que se ven en mal estado o con pocas expectativas (también se quitarán ramillas secas y flores marchitas), los que dejemos crecerán más gracias a ella.

En época de fructificación necesita más riego y en los cultivares se emplea el método de microaspersión. Es una planta que resiste bien las plagas y aunque suele atacarla el hongo llamado Botrytis cinérea puede ser tratado mediante fungicidas eficazmente; los nematodos que se concentran en atacar  las raíces se controlan con una buena desinfección del terreno previa a la plantación.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.