El Naranjo de Luisiana

El naranjo de Luisiana

El árbol caducifolio que responde al nombre científico de Maclura pomifera,  conocido comúnmente como Naranjo de Luisiana, pertenece a la familia Moraceae y es originario de América del Norte. De porte  mediano, puede alcanzar entre ocho y quince metros de altura; el tronco es corto y la copa redondeada.

Las hojas son simples, pecioladas, alternas y ovales, con márgenes ondulados, de color verde oscuro en el frente y verde claro en la parte posterior; miden de ocho a doce centímetros de largo por entre cinco y siete de ancho; donde ellas nacen la planta emite también espinas axilares de hasta dos centímetros y medio de longitud.

Por ser una especie dioica da flores unisexuales en distintos pies, las masculinas cuelgan en racimos pendulares, y las femeninas se reúnen en inflorescencias esféricas sostenidas por un pedúnculo muy corto. El fruto es sincárpico y está compuesto, en realidad, por gran cantidad de pequeñas drupas reunidas en forma de globo, similar a la naranja pero de piel rugosa; toma un color amarillento verdoso al madurar y no es comestible; en su interior contiene un látex blanco sumamente pegajoso; mide entre ocho y quince centímetros de diámetro y contiene numerosas semillas de forma oblonga que comúnmente sirven de alimento para las ardillas y otros animales que de esa manera las dispersan.

Posee raíces gruesas y carnosas que están recubiertas por una corteza de color naranja brillante. Prefiere ubicaciones con mucho sol y suelos profundos y fértiles; no demanda muchos cuidados, salvo podas periódicas, y muestra gran capacidad de adaptación a distintos climas y terrenos. Se lo emplea como ornamental en jardinería. La madera que produce es clara, pesada, fuerte pero a la vez flexible y resistente a la intemperie; los nativos americanos la utilizaban para confeccionar sus arcos; una vez seca puede usarse como leña, ya que tarda en consumirse y produce buen calor.

La Sabina albar

El Cacao

El Ōhi

1 comments On El Naranjo de Luisiana

  • Pilar Barandalla Gimenez

    En el retiro madrileña, parque maravilloso, hay dos de estos ejemplares de naranjo de luisisna. Sus frutos .una vez secos. dan un olor ,increible a naranja.

Dejar un comentario:

Tu email no será publicado.

Site Footer