Novedades

El Olivo dulce

Violeta 30 de agosto de 2015

El Olivo dulce

El Olivo dulce, que responde al nombre científico de Osmanthus fragrans, es un arbusto perennifolio originario del este de Asia que pertenece a la familia Oleaceae. Sobrepasa ampliamente los tres metros de altura. Se lo emplea como ornamental (formando setos o como ejemplares aislados) en casi todo el mundo por la bella fragancia que de él emana al florecer, similar a la de los duraznos.

Gusta de ubicaciones que van de pleno sol a media sombra y necesita suelos con un muy buen drenaje; el riego debe ser regular y moderado. No tolera los fríos intensos ni los fuertes vientos. Sus hojas pecioladas, de color verde oscuro, forma elíptica o lanceolada y aspecto coriáceo, miden hasta quince centímetros de largo por unos cinco en su parte más ancha; sus bordes se presentan de finamente serrados a enteros; se distribuyen de manera opuesta en las ramas. Admite podas de limpieza y forma.

Florece a fines del verano. Sus minúsculas y aromáticas flores de cuatro pétalos (blanco-crema, amarillos o anaranjados) tienen un diámetro de medio centímetro y están protegidas por brácteas ovales; aparecen reunidas en racimos axilares. Los frutos son drupas oscuras y elipsoidales, de entre uno y dos centímetros, que contienen una sola semilla en su interior y a las cuales les demanda medio año el madurar; se lo multiplica a través de ellas, aunque tardan bastante en germinar, y también mediante esquejes de madera blanda.

Con sus flores se preparan té, mermeladas y licores. Dentro de la medicina no tradicional se le confieren propiedades neuroprotectoras, anti oxidantes y se dice que regulariza los períodos menstruales, ayudando también con los problemas que puede traer aparejados la menopausia.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.