Novedades

El Pinsapo

Violeta 23 de octubre de 2017

El Pinsapo

El Pinsapo, cuyo nombre científico es Abies pinsapo, es un árbol perennifolio que pertenece a la familia Pinaceae, es originario de las costas del Mar Mediterráneo; lo hallamos en la actualidad en las sierras del centro y sur de la Península Ibérica y en el norte de África en las montañas marroquíes. Su área de distribución se halla entre los 1000 y 2000 metros sobre el nivel del mar, en algunos lugares solo y en otros acompañado por quercus, arces y/o pinos. No le agradan las temperaturas extremas, prefiere el clima húmedo de montaña, con frescos veranos y fríos inviernos, bastantes lluvias primaverales y frecuentes nieblas; no es para nada exigente en cuanto a suelos pero generalmente se encuentra sobre terrenos calizos. En condiciones óptimas vive varios centenares de años.

Es de porte alto (puede sobrepasar los treinta metros de altura) y copa piramidal (las ramas están dispuestas en verticilos que se van acortando a medida que se acercan a la punta del árbol). Posee troco recto, aunque  en algunas ocasiones se encuentran ejemplares con el mismo dividido en varios brazos, a los que poseen esa característica se los denomina “Pinsapo candelabro”. Tiene la corteza agrietada y fina, de color gris. Sus verdes y minúsculas hojas (acículas cortas y acuminadas que tienen una vida de aproximadamente diez años) se disponen de manera imbricada sobre las finas ramillas que toman por ese motivo aspecto foliar.

Florece en la primavera, las flores masculinas son oscuras y pequeñas, las femeninas son de mayor tamaño y de un tono verdoso; se reúnen ambas en inflorescencias o conos, las primeras (de forma ovoide y tonalidad rojiza) se distribuyen por la periferia de las ramas inferiores mientras que las segundas surgen hacia el ápice (miden entre 10 y 15 cm, pasan del verde al pardo a lo largo de su proceso de maduración y su forma es cilíndrica); esta diferencia de ubicación es útil a los efectos de que no se lleve a cabo una autopolinización. Las flores femeninas una vez fecundadas (fecundación anemófila) forman  infrutescencias de tipo piña que al madurar liberan a los piñones que darán origen a nuevos ejemplares.

Como árbol de madera blanda no tiene prácticamente uso comercial, habiéndose sí usado en el pasado para hacer pulpa de papel. Pero es ideal como ornamento, tanto de parques y paseos públicos como también de casas con jardines acordes a las importantes medidas que alcanzará la planta en estado adulto. El Abies pinsapo variedad “glauca” suma el encanto de poseer follaje verde-azulado y se lo conoce popularmente como “Pinsapo azul”.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.