Novedades

La Banksia cuneata

Violeta 16 de marzo de 2012

La Banksia cuneata

La Banksia cuneata o “Matchstick Banksia es un arbusto endémico del sudoeste australiano que mide poco más de tres  metros de alto, pertenece a la familia Proteaceae y es una especie en peligro de extinción. Es común que poblaciones enteras de esta especie sean consumidas por el fuego pero renacen luego de las semillas que han quedado en la tierra, esto se explica ya que los frutos están protegidos por una gran cantidad de resina que no les permite la dehiscencia, cuando esta resina se consume debido a la alta temperatura las cápsulas que contienen las semillas se abren y hay una nueva eclosión de la especie; a pesar de este sistema de autoprotección, cuando los incendios son frecuentes, la cantidad de ejemplares disminuye notablemente porque recién la planta alcanza su madurez reproductiva al cabo de cuatro años.

No es una planta de cultivo, a pesar de la belleza de sus flores que abren en la primavera, porque sus hojas espinosas dificultan la recolección. Tiene varios troncos que podrían llamarse “principales” cubiertos por una suave y delgada corteza gris y de ellos nacen numerosas ramas. Los tallos jóvenes están recubiertos por pelos ásperos al tacto, los cuales pierden al avanzar su edad. Su follaje irrita la piel; las hojas apenas pecioladas, de color verde grisáceo, que miden de uno a cuatro centímetros, tienen el borde dentado; al igual que sucede con los tallos son pubescentes al nacer pero pierden esa característica con el paso de los días, modificando su aspecto a coriáceo.

Sus flores se agrupan en inflorescencias terminales con forma redondeada semejante a un domo, que contienen alrededor de sesenta de ellas, pueden ser de color rosa o crema, la base está protegida por brácteas envolventes; cada flor, de unos cuatro centímetros de longitud, consta de un perianto tubular comprimido a modo de vara formado por cuatro tépalos unidos, un pistilo y un estilo que surge libre desde el centro de todo el conjunto. El polen es verdoso. Son polinizadas por un ave, también endémica de la región, que recibe el nombre de “Honeyyeater”.

Cuando las flores caen dejan ver un receptáculo grisáceo lignificado cubierto de una fina pelusa, está dividido en cinco compartimentos que contienen, cada uno, dos semillas (o más, a veces), éstas son triangulares y poseen un ala higroscópica que, al parecer, mide la humedad ambiente; tardan tres semanas en germinar. Prefieren suelos profundos, arenosos, con buen drenaje y lugares con mucho sol y poco viento.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.