Novedades

La Callisia

Violeta 27 de enero de 2014

Callisia repens

La Callisia, que responde al nombre científico de Callisia repens, es una planta originaria de América Central que pertenece a la familia Commelinaceae. No sobrepasa los treinta centímetros de alto y su mayor atractivo es el abundante follaje que posee. Se la puede cultivar como mata en los jardines o bien en tiestos colgantes y macetas en el interior del hogar.

En sus finos tallos (que hay que manipular con cuidado porque son frágiles y delicados) se acomodan sus pequeñas y brillantes hojas acorazonadas de ápice acuminado. En verano da pequeñas flores blancas hermafroditas que no llaman la atención, pasando muchas veces desapercibidas, formadas por tres sépalos, tres pétalos y seis estambres. El fruto es una diminuta cápsula globosa dehiscente.

Se propaga con facilidad durante todo el año mediante esquejes que echan raíces casi de inmediato, ya sea colocándolos en agua primero o ubicándolos en un sustrato liviano y aireado en el que ya quedarán definitivamente. Precisa ubicaciones a media sombra, dado que a sol pleno se quema el follaje y con poca luz sus tallos se alargan raleando las hojas.

El riego debe ser abundante en verano y hay que disminuirlo hacia el invierno. Mientras está en la etapa de crecimiento conviene administrarle un fertilizante líquido que se añadirá al agua con la que la regamos. Se la trasplanta en primavera, a otro recipiente de mayor tamaño, si el que la contiene va quedando chico. Si el ambiente está muy seco y la temperatura es alta suele verse atacada por la arañuela roja.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.