Novedades

La Escila

Violeta 4 de octubre de 2016

La Escila

La conocida comúnmente como Escila es una planta de tallo bulboso perteneciente a la familia Asparagaceae que responde al nombre científico de Ledebouria socialis y es originaria del sur del continente africano. No demanda mayores cuidados, su cultivo es sencillo y puede utilizarse tanto en el interior de la casa como en el jardín, esto último en zonas de inviernos benignos donde las temperaturas no bajen de cero grados.

De bajo porte rara vez supera los veinte o veinticinco centímetros de altura, pero durante la primavera y el verano florece emitiendo largas varas florales racimosas cubiertas de pequeñas flores acampanadas blanco-verdosas (con detalles violáceos) muy bonitas que pueden medir otro tanto. Según el clima se la puede tener al sol o en una semi sombra.

Sus hojas lanceoladas, sésiles y de consistencia carnosa, son muy claras y están cubiertas por manchas irregulares (similares a las de la piel de los leopardos) de color verde oscuro lo cual les da un vistoso aspecto; se distribuyen enfrentadas de a pares. La podemos propagar sin problemas en cualquier época del año mediante los nuevos bulbos que genera (enterrándolos apenas hasta la mitad) y por semillas, que dan también muy buenos resultados, casi el noventa por ciento de ellas es viable.

Como precisa suelos ligeros, con buen drenaje, para que el agua no se acumule es conveniente añadir a la tierra común algo de arena o perlita y así nos evitaremos problemas de hongos que la afectarían sobremanera; siempre conviene esperar a que el sustrato esté seco antes de regar nuevamente y el riego hay que efectuarlo con moderación. Cuando está florecida conviene suministrarle algún fertilizante mineral para ayudarla a tener más fuerza.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.