Novedades

La Hiedra

Violeta 10 de junio de 2010

La HiedraLa Hiedra o Hedera hélix, perteneciente a la familia Araliaceae, es una enredadera trepadora originaria de Europa y Asia. Se adhiere a las paredes u otras plantas mediante raíces adventicias (antes se la creía parásita pero sólo se aferra buscando soporte), pudiendo llegar a medir hasta cincuenta metros de longitud. En América hay una variedad que es venenosa.  Sus hojas son perennes, simples, de aspecto coriáceo muy brillante y color verde oscuro, su tamaño varía entre los 4 y los doce centímetros aún dentro del mismo ejemplar, se ubican de manera alterna en los tallos. Sus flores son pequeñas y se reúnen en inflorescencias de tipo umbela, los frutos son de tipo baya, miden poco más de cinco milímetros, son muy oscuros y contienen entre 2 y 5 semillas, como son altamente tóxicos (provocan vómitos, diarrea y hasta convulsiones) conviene no tener estas plantas cerca del alcance de los niños.

Su sustancia activa es la saponina y es debido a ella que a la hiedra se le reconocen propiedades expectorantes y antiespasmódicas a nivel bronquial, pero en té sólo se emplean hojas secas, nunca frescas. En la industria cosmética se fabrican con hiedra cremas y lociones anticelulíticas, tomando el antecedente de la medicina no tradicional que usaba la decocción de las hojas para aplicar en forma de compresas sobre las zonas de la piel afectadas debido a su efecto antiinflamatorio y relajante.

Es muy sencilla de multiplicar, sólo deben tomarse renuevos de más de diez centímetros e introducirlos en turba humedecida, cubrirlos con plástico o si no pulverizarlos a diario; o bien mediante acodos apoyando un tallo largo sobre una maceta con tierra y en cuanto enraíza se procede a cortar y separar ambas plantas.

Al cambiarla de maceta por su crecimiento (cada dos años, más o menos) reemplazar el sustrato por uno nuevo que contenga suficientes nutrientes. Es de vida prolongada pero con el paso del tiempo va adquiriendo más tamaño y conviene entonces trasladarla al jardín. Dice la tradición que nunca florece en interiores pero tengo una (reproducida por esquejado) que demuestra lo contrario con una hermosas flores pedunculadas, que tienen cinco pétalos amarillos con numerosos estambres blancos con sus correspondientes anteras amarillas y un ovario posterior alargado rodeado de cinco sépalos color verde muy claro unidos entre sí.

De las siete especies conocidas hay dos más pequeñas que pueden cultivarse en macetas, bajo techo en tiestos colgantes o en el interior de las viviendas, algunas tiene hojas totalmente verdes y otras se presentan variegadas, con bordes o vetas blancas o amarillas. Hay que tenerlas en lugares frescos y nunca cerca de calefactores. Se las riega dos veces a la semana en el verano y una vez a la semana en invierno. Conviene aplicarles abono líquido cada tanto. Es necesario efectuarles podas de forma y mantenimiento dos veces al año.

Pueden verse atacadas por algunos hongos como el Xanthomonas hederae que produce manchas foliares (se los combate con preparados a base de cobre), también pueden contraer Antracnosis o ser afectada por Negrilla que es un hongo negro que se establece sobre la melaza excretada por los pulgones y las cochinillas, para eliminar a estos predadores se debe embeber un algodón en alcohol metílico y pasarlo por el revés de las hojas. También los Trips y la Arañuela roja las perjudican bastante, para mantenerlos alejados se las pulveriza con agua jabonosa, preparada con jabón neutro. También pueden aplicarse insecticidas sistémicos.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.