Novedades

La Lechuga

Violeta 23 de marzo de 2010

lechugaLa lechuga, o Lactuca sativa L. es un planta hortense anual perteneciente a la familia Compositae; al parecer originaria de la India, aunque se duda por haberse hallado un antecesor de ella, la Lactuca scariola L. que nace en estado silvestre en otras muchas zonas. Su cultivo se viene realizando hace más de 2500 años y ya la consumían, al igual que hoy en día, los griegos y los romanos, pero las variedades de hojas sueltas, las lechugas acogolladas se difundieron en Europa hacia el siglo XVI.

Su raíz es pivotante, corta y muy ramificada; las hojas son alargadas, los limbos pueden tener bordes lisos, aserrados u ondulados, de color verde, amarillo o blanco, a veces arrepolladas, y en su interior se origina un tallo cilíndrico que culmina en una inflorescencia en capítulo. Como el sistema radicular no es muy grande, para el tamaño aéreo de la planta, no resiste bien las sequías y precisa de una humedad ambiente no inferior al 60%.

Se desarrolla mejor en suelos más bien arenosos y sueltos, el riego debe ser frecuente pero con poca cantidad de agua. Sus flores son amarillas y sus frutos son aquenios de forma oval con puntas muy marcadas. Su principal uso es en la alimentación, porque presenta la comodidad de ser consumida  directamente fresca recién cosechada, pero tiene también algunas propiedades terapéuticas, sus hojas en infusión se usan para combatir el insomnio y para favorecer el buen funcionamiento de los riñones, fortalece el estómago y contrarresta los malestares de la dispepsia, apacigua asimismo los ataques de asma y los catarros bronquiales.

Hay muchas variedades de lechuga, pero comúnmente se asocian a uno de los siguientes grupos: Lechugas arrepolladas o de cogollo, Lechugas romanas y Lechugas de corte. Lechugas arrepolladas o de cogollo: Es el grupo en el que hay mayor cantidad de variedades, sus hojas son tiernas y blancas, a veces un poco amarillentas; se las distingue por el cogollo central formado por las bases de las hojas al envolverse unas sobre otras. Lechugas romanas: Tienen hojas lisas, anchas y altas, que crecen erguidas, forman también cogollo pero alargado y sólo se envuelven parcialmente. Lechugas de corte: Estas no forman cogollo o lo forman imperfectamente y producen gran cantidad de hojas que pueden ser objeto de varios cortes.

Las de los dos primeros grupos se siembran en almácigos y se trasplantan cuando  ya tienen cuatro hojas, pasándolas a tierras preparadas y abonadas con anterioridad, colocándolas en hoyos efectuados a unos 30 cm. unos de otros, apisonando bien la tierra alrededor de las raíces y los tallos para lograr un rápido arraigo y conseguir que se mantengan erguidas, efectuar inmediatamente de esto un riego ligero. Las variedades del tercer grupo pueden sembrarse al voleo o de asiento directamente en el lugar en el que crecerán a posteriori, pero se pondrá especial atención al riego y a llevar a cabo frecuentes carpidas, las hojas se irán cortando a medida que tomen su sazón pero con cuidado de no hacer daño al resto de la planta para que continúe con el proceso vegetativo.

Del primer grupo la más utilizada es la denominada “Batavia”, distinguible por su calidad, sus hojas son rizadas y de color verde claro; de ella hay subvariedades, la denominada “Hudson” que tiene los bordes ondulados, la “Batavia blanca” con bordes ondulados y dorados, la “Imperial 456”, la “Col de Nápoles”y la “Mantecosa” o “Trocadero”. Dentro del segundo grupo se destacan la llamada “Romana blanca de París”, muy fina y la “White cos” que se siembra en otoño e invierno porque resiste muy bien el frío. En el tercer grupo tenemos la “Común de cortar” que destaca por el gran tamaño de sus hojas de un verde intenso y la “Dorada” con también excelente calidad pero hojas mucho más claras.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.