Novedades

La Nepenthes attenboroughii

Violeta 30 de marzo de 2012

La Nepenthes-attenboroughii

La Nepenthes attenboroughii, que pertenece a la familia Nepenthaceae, es una planta insectívora endémica  que se caracteriza por el gran tamaño de su receptáculo, originaria de las altas montañas de las Islas Filipinas a más de mil quinientos metros sobre el nivel del mar. Su descubrimiento a los ojos de la ciencia es relativamente reciente (a comienzos de este siglo), puesto que por la descripción realizada por unos misioneros de la zona se reunió una expedición (la cual demandó dos meses) para proceder a su estudio.

Es clásica su forma de campana invertida, que mide unos veinticinco centímetros de alto por más de doce de diámetro y puede contener entre uno y dos litros de líquido; está sostenida por un grueso tallo cilíndrico que mide alrededor de tres centímetros. Sus hojas, sésiles y envainadoras, tienen aspecto coriáceo; forma de oblonga a elíptica y ápice romo.

Sus pequeñas flores masculinas se reúnen (en grupos de cien, aproximadamente) en una gran inflorescencia de tipo racimo, la cual ronda los ochenta centímetros de largo; tienen brácteas que las protegen, sus tépalos son rojizos y con el ápice obtuso. Las femeninas, alrededor de setenta, se agrupan en una inflorescencia de medio metro de longitud, carecen de brácteas y poseen tépalos de color púrpura y forma oval con el ápice acuminado.

El llamativo receptáculo de la Nepenthes contiene un líquido viscoso en su parte inferior mientras que la mitad superior se llena con el agua de lluvia, nunca se mezclan debido a su distinta densidad. En ellas depositan los huevos las hembras de los mosquitos y allí se crían sus larvas, los desechos que producen estos seres vivos son benéficos para la planta. Muchos creyeron en su momento una inadecuada información dada acerca de que la planta atrapaba roedores y los digería; la verdad es que la misma no puede movilizarse para atrapar animales de ningún tipo, si alguno cayera ocasionalmente dentro de su líquido viscoso tal vez no consiguiera salir del receptáculo y moriría por asfixia, luego los jugos lo disolverían y sí de esa manera pasaría a ser un nutriente más para ella; esto es lo que de hecho ocurre con insectos que volando cerca caen en su interior.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.