Novedades

La vid

Violeta 6 de enero de 2010

la vidLa Vid o Vitis spp. perteneciente a la familia Vitaceae, es una planta leñosa conocida desde tiempo inmemorial, su lugar de origen está en las laderas de los Montes Cáucaso; ya era cultivada por los babilonios, los egipcios, los cretenses y los romanos, que bebían habitualmente el jugo fermentado de los frutos que ella produce: Las uvas.

El tronco de la planta es grueso, bajo y tortuoso, recibe el nombre común de cepa; se denominan sarmientos a los vástagos que son flexibles; las hojas, llamadas pámpanos se disponen en forma alternada, tienen largos pecíolos, son pentalobuladas y ásperas al tacto; las plantaciones de vides son conocidas como viñas o viñedos.

Este tipo de plantas alcanza gran longevidad, es típico hallar cepas de cien años o más; en su etapa juvenil que dura entre tres y cinco años no da flores y las yemas que se forman un año no abren hasta el próximo. Los frutos son verdes al nacer y luego van cambiando la pigmentación, viran al amarillo si son uvas blancas y al rosado si son uvas negras; los ácidos orgánicos (tálicos y cítricos) que hacían que el fruto verde fuera amargo van dejando paso a los azúcares y se produce la maduración, la temperatura y la humedad son importantísimas durante esa etapa.

Cada parte del fruto es tenida en cuenta por separado para la preparación de los vinos, la primera división es la del armazón o “raspón” del racimo y el fruto propiamente dicho; el primero aporta ácidos y taninos si se lo incluye en el proceso de fermentación. El fruto a su vez se divide en: Piel (hollejo), que es la que concentra los colorantes y aromas particulares; pulpa, que es donde están el agua y los azúcares que conforman el mosto que tras la fermentación se volverá vino; y semillas (pepitas).que en la dura capa que las recubre tienen también una importante cantidad de tanino.

Es apta para climas moderados pues cuando la temperatura es muy baja puede sufrir daños irreparables, por ejemplo al producirse heladas en su período de  brotación. En estos casos se emplean variedades con brotación más bien tardía para evadir todo peligro. En temperaturas elevadas, cercanas a los 35º con adición de viento árido suelen quemarse las hojas y las uvas tempranas. Pero de todos los fenómenos atmosféricos el más temido por la viticultura es el granizo pues aplasta los frutos, agujerea hojas o las lacera, rompe los sarmientos y luego pueden aparecer mohos. En zonas donde esto es frecuente se usan mallas antigranizo para proteger las plantas.

 Es fácilmente atacada por diversas enfermedades y para prevenirlas se utiliza el llamado “caldo bordolés”. La vid es muy adaptable a todo tipo de suelos y cuando no es posible conseguir su afincamiento queda recurrir al injerto, lo cual da resultados óptimos en todos los casos. Lo más conveniente es realizar un abonado profundo al principio para enriquecer el terreno, mediante el agregado de potasio, hierro, boro, fósforo y materias orgánicas. Pero para suministrarle como abono materia orgánica hay que tener en cuenta el tipo de tierra que se tiene, en los suelos arcillosos la descomposición es más lenta mientras que en los suelos arenosos se produce con mayor rapidez.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.