Novedades

Las Arvejas

Violeta 12 de mayo de 2010

Las ArvejasLa arveja o guisante, cuyo nombre científico es Pisum sativum L. es una planta herbácea anual leguminosa que se cultiva para la recolección de sus semillas que son comestibles. Es originaria de Oriente y pertenece a la familia Fabaceae. Su raíz es del tipo pivotante y llega a bastante profundidad. Tiene tallos trepadores flexibles. Las hojas están compuestas por folíolos pareados y en su extremo tienen zarcillos, que son los que se aferran a los tutores o guías a medida que la planta se va desarrollando. Las flores se agrupan en inflorescencias racimosas axilares. Los frutos o vainas miden más de cinco centímetros y contienen más de cuatro semillas cada uno, la recolección se efectúa cuando se los ve de buen tamaño y su color cambia de verde a verde amarillento (los de aspecto más saludable conviene dejarlos secar en la planta para tener buenas semillas para el año siguiente).

La denominación “legumbre” se aplica a los frutos secos dehiscentes monocarpelares cuyas semillas se disponen a lo largo de la sutura ventral y se abren al madurar, por extensión se le da ese nombre también a las plantas que los producen y a su simiente. El poder germinativo dura cuando máximo unos tres años, por lo que se aconseja no sembrar las que hayan pasado de dos años para que aún se conserven fuertes. Es común obtener dos cosechas al año; necesita tierras sueltas, profundas y con abono algo calizo, no soporta los suelos  ácidos por lo que no deben tener pH inferior a 6,5. Necesita abundante sol y riego moderado pero frecuente. Entre la germinación (que demanda entre una y dos semanas, según la temperatura) y la floración pasan aproximadamente entre tres y cinco meses dependiendo de la variedad.

Como toda la familia de las legumbres su ingesta aporta al ser humano grandes cantidades de minerales (hierro, cobre y calcio), proteínas, fibra (parte importante dentro de la dieta pues previene la obesidad, la diabetes y el estreñimiento, reduciendo también el nivel de colesterol en sangre) y antioxidantes (compuestos fenólicos). Además su efecto benéfico sobre el suelo donde se la siembra es notable, pues fija el nitrógeno merced a las bacterias presentes en sus nódulos radiculares.

Prefiere temperaturas medias y con bastante humedad ambiente. No resiste ni el frío ni el calor extremos. Las variedades más comunes son: Bayard, Lincoln y Negret. De otra variedad denominada Tirabeque se consume todo el conjunto de vaina y semillas. Puede ser atacada por hongos como el Mildiu y el oidio, y hay numerosos insectos que la devoran prácticamente, entre ellos los pulgones, los escarabajos, las moscas minadoras y las polillas de los guisantes.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.