Novedades

Margarita de chocolate

Violeta 22 de marzo de 2012

Berlandiera lyrata

La Berlandiera lyrata, conocida vulgarmente como “Margarita de chocolate”, es una planta herbácea (aunque de apariencia arbustiva) perenne que pertenece a la familia Asteraceae, originaria de América del Norte. Posee la característica de que sus flores se abren por la noche y en la mañana despliegan todo su aroma a cacao, el cual puede ser percibido a bastantes metros de distancia. Por su buen aspecto y su agradable perfume se la utiliza como ornamental en los jardines. Puede llegar a medir sesenta centímetros de alto por unos cuarenta de circunferencia.

Se propaga mediante semillas o por división del rizoma; prefiere ubicaciones con sol pleno la mayor parte del día o hasta media sombra (en caso de ser necesario por no disponer de espacio). Es bastante tolerante a la sequía. Necesita tierras ligeras y bastante profundas, con buen drenaje, cuando se la cultiva en maceta sufren mucho sus raíces por la falta de espacio y los ocasionales anegamientos. En los climas muy fríos es bueno proteger la base de la planta con mulch o algo similar, por precaución.

Posee tallos erectos ramificados y hojas aterciopeladas de un tono verde-grisáceo con bordes profundamente crenados. Necesita abono a todo lo largo del año y más en la época de floración que se produce durante la primavera y principios del verano. Es muy propensa al ataque de los hongos pero esto puede controlarse fácilmente con la aplicación de un fungicida sistémico y, antes de que aparezcan las primeras flores, es conveniente efectuar rociados con un insecticida de amplio espectro, más que nada para prevenirla de las cochinillas que suelen ensañarse con ella.

Hay una especie conocida como “Ojos verdes” porque el centro de las flores es justamente de ese color, diferenciándose así de los más comunes que son marrones; los ocho rayos que rodean el centro son amarillos con finas rayas rojas en su envés, toda la inflorescencia mide entre seis y siete centímetros. Producen mucho néctar, lo cual atrae a las abejas. Los cálices están formados por varios sépalos verdes, pubescentes, superpuestos; son persistentes y sirven como contenedores para las semillas, también marrones, cuando éstas maduran. Suele cosechárselos para efectuar con ellos arreglos de flores secas porque conservan una bella apariencia en conjunto.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.