Novedades

Nuevos arreglos florales

Violeta 21 de junio de 2011

arreglos-florales

Hace años los arreglos florales dependían para su ejecución de técnicas determinadas y formaban parte de un Arte ancestral, luego esta tradición fue evolucionando hasta permitirnos lucir en nuestros hogares y en nuestras mesas arreglos surgidos de la imaginación y el gusto propios.

Es así como con sólo tomar un recipiente y las flores que se adecuen a él, añadiéndole una pizca de buen gusto, tendremos un toque de alegría para brindar a nuestras familias y amigos que nos visiten. Podemos utilizar desde tazas (sin importar el material con el que estén hechas) hasta ensaladeras, también frascos de distintos tamaños y todo aquello que sea suceptible de conservar agua en su interior si los relizamos con flores frescas.

En el caso de utilizar flores secas quedan muy bien en troncos ahuecados al efecto de contenerlas y recipientes con tramas abiertas, como ser los fabricados con caña, madera, mallas de red, tejidos en fibras rústicas y otros a los que nuestra imaginación nos llevará seguramente.

Podemos utilizar sólo flores o añadirle hojas y varas largas;  para concluir con un acabado de fiesta, según la ocasión que estemos engalanando, emplearemos moños o lazos realizados en tela o hilos de colores, últimamente se emplean mucho las esferas de cristal que flotan en los recipientes o piedras de diversos tamaños para ambos tipos de arreglos, los que necesitan agua y los que no.

En contenedores altos queda muy elegante utilizar una sola flor, a veces con el añadido de alguna hoja alargada que la enmarque. Si el recipiente es bajo podemos cubrir todo el ancho de su boca con flores y hojas. Si empleamos canastitas o cestas de mimbre cuidaremos de ir dando altura en medio del arreglo para disminuirla hacia los bordes, para que se aprecien bien todos los elementos que hemos utilizado.

El color es algo también muy importante; o empleamos un solo tono, aunque las flores sean de distintas variedades, para ocasiones solemnes o festejos íntimos; o bien armamos ramos muy coloridos que darán alegría al lugar durante fiestas familiares o en eventos a los que concurrirán muchas personas para festejar algún acontecimiento preciso.

Para tener éxito en nuestro cometido los tres elementos, flores, color y recipiente, han de hallarse en armonía; la forma que le demos a los arreglos y dónde los ubiquemos son importantes pero nada podrá superar la imagen que los tres primeros aspectos brindan.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.