El Datilero del desierto

El Datilero del desierto

El conocido comúnmente como “Datilero del desierto”, es un árbol espinoso caducifolio, muy ramificado y  de bajo porte, que no sobrepasa los ocho metros de altura, su nombre científico es Balanites aegyptiaca y pertenece a la familia Zygophyllaceae. Es originario del norte de África pero se ha extendido ampliamente, llegando incluso a Europa. A pesar del clima árido en el que crece su vida es bastante larga, habiéndose hallado ejemplares de más de cien años de edad.

Su tronco puede ser tanto recto como tortuoso, con un diámetro máximo de cuarenta y cinco centímetros, cubierto por una corteza grisácea profundamente agrietada. Sus ramas están armadas con fuertes espinas que llegan a los siete centímetros de longitud. Sus hojas están compuestas por dos folíolos ovales de aspecto coriáceo y se distribuyen de manera alterna.

Las flores aparecen en la primavera reunidas en inflorescencias terminales de tipo cima irregular, tienen cinco sépalos ovales y cinco pétalos lanceolados del mismo tono blanco-verdoso; entre diez y quince estambres rodean al pistilo que está en el centro; la polinización es entomófila. Los frutos son drupas ovales carnosas verdes que cambian a color amarillo al madurar, son comestibles aunque de sabor amargo, miden casi tres centímetros y tienen una sola semilla en su interior. También las flores y las hojas son comestibles.

Los nativos de las zonas en las que se encuentra dicen que posee propiedades antiparasitarias, anti infecciosas y que mejora los problemas de hígado y de páncreas; así como el aceite extraído de las semillas aseguran que es bueno contra los dolores de cabeza y ayuda a que las madres de lactantes tengan más leche. Es un árbol muy útil porque se aprovecha todo, la madera es muy buena, provee de leña, las ramas exudan un componente gomoso que sirve como pegamento y de la corteza se usan las fibras; además fija el nitrógeno del suelo. Los primeros frutos se cosechan entre los 5 y los 8 años, incrementándose su cantidad hasta los 25; el Datilero del desierto  suele vivir algo más de una centuria.

El Tuckeroo

El Yacaratiá

El Ōhi

Dejar un comentario:

Tu email no será publicado.

Site Footer