Novedades

Bael Tree

Violeta 18 de agosto de 2012

El nombre científico de Crataeva marmelos, o Aegle marmelos, le corresponde a la especie subtropical conocida comúnmente como Bael Tree, árbol originario de India, de porte medio y crecimiento lento que alcanza entre doce y quince metros de altura, con tronco corto y delgado recubierto por una corteza escamosa. Pertenece a la familia Rutaceae. Se lo considera muy valioso por las propiedades medicinales que se le atribuyen. Sus ramas suelen presentar espinas y las inferiores acostumbran curvarse hacia el suelo. La savia de color claro y consistencia gomosa tiende a solidificarse en contacto con el aire, tiene sabor dulce pero produce irritación en la garganta si se la ingiere.

Posee hojas deciduas compuestas, que se ubican de manera alterna en las ramas, formadas por tres o cinco folíolos ovales con bordes finamente dentados que miden entre cinco y diez centímetros de largo por dos a cinco de ancho; el folíolo ubicado en el extremo superior posee un pecíolo más largo que los de la base; las más jóvenes tienen apariencia satinada; las más viejas tienden a magullarse y emiten un olor desagradable.

Las flores se reúnen en racimos; están formadas por cinco sépalos cortos que conforman el cáliz, cinco pétalos flexibles recurvados (verdosos en su cara externa y amarillos en la parte interior) y alrededor de cincuenta estambres. Los frutos, comestibles y muy nutritivos en la mayoría de las variedades, pueden ser tanto redondeados como ovales u oblongos, y suelen medir entre cinco y doce centímetros de diámetro; los cubre una fina pero dura cáscara verde grisácea que al madurar se torna amarilla; cuentan con diminutas glándulas aromáticas; en su interior están divididos en segmentos triangulares, separados por finas paredes, que contienen una pulpa color naranja pálido dentro de la cual se hallan varias semillas planas recubiertas de un mucílago transparente que se solidifica al secarse.

Necesita suelos ricos y con buen drenaje; comúnmente se siembra en invernadero para luego ser trasplantado, cuando cobra cierta fuerza, al lugar definitivo; pero es apto también para reproducción vegetativa; de la primer manera le lleva seis o siete años entrar en producción y mediante la segunda la espera se reduce a cinco años; a los quince alcanza su mayor producción frutal. No demanda muchos cuidados.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.