El Trigo de Jorasán

El Trigo de Jorasán, también conocido como Trigo oriental o Kamut (que es una marca registrada), recibe la denominación científica de Triticum turgidum (o Triticum turanicum) y es originario de Irán. Es una planta anual, de consistencia herbácea, que se emplea en la alimentación; forma parte de la familia Poaceae. Según recientes estudios genéticos es un híbrido natural aparecido en la antigüedad tras la cruza casual entre las variedades Triticum durum y Triticum polonicum.

Este grano antiguo de color ámbar, al igual que el llamado Trigo duro es tetraploide (mientras que el trigo común es hexaploide y otros cultivares actuales son poliploides); su tamaño duplica al del trigo moderno y tiene un sabor parecido al de la nuez. Actualmente se lo cultiva para fabricar harina y con ella pan, pastelería en general e incluso bebidas, pero no puede superar al trigo comercial salvo en años secos en los cuales duplica su rendimiento; si el clima es normal o húmedo produce mucho menos.

Su ingesta aporta a nuestra dieta agua, carbohidratos, almidón, fibra, grasas, proteínas, vitaminas B (todo el grupo) y E además de minerales como hierro, magnesio, fósforo, manganeso, zinc y potasio. Contiene gluten, lo que constituye una desventaja pues hay muchísimas personas con intolerancia o sensibilidad a él.

Como se lo cultiva a baja escala orgánicamente, se debe utilizar el sistema de rotación de cultivos para proporcionarle la calidad de suelo adecuado, con los nutrientes que precisa (en especial el nitrógeno que aportan las leguminosas). Otro problema es el de la cosecha puesto que aunque sus granos son de mayor tamaño se quiebran con facilidad y no sirven las mismas trilladoras que para el trigo convencional.

Las enfermedades que suelen aquejarlo son las mismas que las de sus congéneres, siendo los hongos los más perjudiciales y en el Trigo de Jorasán, que contiene más agua, esto se agrava durante el almacenado. El fitomejoramiento de la especie se logra realizando cruzas inducidas y los resultados buscados son un mayor rendimiento, resistencia a los hongos y maduración homogénea de las espigas para optimizar la cosecha, tal vez con el tiempo se logre y este trigo prometedor llegue a nuestras mesas.

El Tomillo

El Ajo

El Pepino

Dejar un comentario:

Tu email no será publicado.

Site Footer