Novedades

El Tilo

Violeta 8 de enero de 2012

El tilo

El Tilo es un árbol caducifolio, longevo (vive más de quinientos años), de gran porte (puede llegar a los treinta metros o más de alto) que pertenece a la familia de las tiliáceas (habiendo quienes lo clasifican también entre las malváceas); es originario de regiones con climas húmedos y frescos de Asia Menor y Europa Oriental. Se lo utiliza como ornamental en parques, plazas y jardines, añadiendo a su atractivo el hecho de que proporciona abundante sombra y resiste bien la contaminación ambiental; las dos variedades más buscadas para tal efecto son la Tilia cordata (con hojas grandes en forma de corazón, acuminadas y con bordes ligeramente serrados, de un verde intenso en la cara superior y de un verde más claro y apagado en la posterior) y la Tilia platyphyllos (con hojas de redondas a ovaladas, algo más pequeñas que las de la Tilia cordata y apenas acuminadas, la parte superior de color verde oscuro y la inferior pubescente, de color verde grisáceo).

Se reproduce mediante semillas y también por esquejes, no tiene predilección por los tipos de suelo pero sí precisa que drenen bien pues no admite los anegamientos. El sistema radicular es fuerte y llega a bastante profundidad. El tronco es corto, bastante grueso (hasta un metro de diámetro) y la copa amplia cuando se halla en solitario, reunido en grupo el tronco se afina y las ramas crecen respetando el espacio que las rodea.

Hacia fines de la Primavera y comienzos del Verano comienza a florecer; sus pequeñas y aromáticas flores amarillas (las cuales son muy visitadas por las abejas por la calidad del polen), de cinco pétalos, se reúnen en inflorescencias de tipo racimo, sostenidas por un largo pedúnculo, de nacimiento axilar, al cual envaina parcialmente una larga bráctea; con ellas se prepara una infusión denominada “tila” que posee propiedades relajantes y ayuda en casos de insomnio y nerviosismo. El fruto es un aquenio ovoide indehiscente, contiene una sola semilla de la que puede extraerse aceite comestible, mas el proceso es muy costoso y por lo tanto no apto para la comercialización.

La madera del Tilo es muy clara y se va oscureciendo al estar en contacto con el aire con el paso del tiempo;  es ideal para tallar, con ella se realizan esculturas, muebles, escaleras y también calzado. De la corteza, luego de dejarla macerar, se extraen fibras para la fabricación de cuerdas. Como la pulpa de estos árboles tiene alto contenido de proteínas vegetales muchas especies de Lepidópteras los usan para depositar sus huevos y que crezcan allí sus larvas. Las hojas de tilo que caen producen un excelente mantillo que enriquece el humus.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.