Novedades

El Cacao

Violeta 8 de agosto de 2015

El Cacao

El Cacao es un árbol perennifolio de bajo porte que responde al nombre científico de Theobroma cacao, pertenece a la familia Malvaceae y es originario de Sudamérica, más precisamente de la cuenca alta del Río Amazonas; no se sabe a ciencia cierta si su expansión fue natural o la produjo el hombre pero en Centroamérica se lo cultiva desde hace ya tres mil años. Su hábitat natural se encuentra en las selvas húmedas a menos de los mil quinientos metros de altitud, donde crece a la sombra de árboles de porte más elevado.

Su copa es densa y no muy alta, más bien extendida hacia los lados en forma de abanico. Su raíz pivotante llega hasta los dos metros de profundidad. La corteza es oscura y agrietada, de poco espesor y áspera al tacto. Posee hojas grandes, pecioladas, con forma elíptica y margen entero, de color verde oscuro en el frente y más claro por el revés, que se disponen de manera alterna en las ramas,

Como es característico de las caulifloras sus pequeñas flores (blancas o de un color rosa muy claro) nacen del tronco o sobre las ramas más antiguas, agrupadas en racimos sostenidos por un corto pedicelo; es una especie hermafrodita; tiene cinco pétalos (angostos en la base, ensanchados como cuencos en la parte media y terminados en una lígula) distribuidos en forma de estrella que se alternan con los sépalos (angostos y acuminados) del mismo tono; la polinización es entomófila y cruzada en el 95 por ciento de los casos, el polen se mantiene viable cerca de setenta y dos horas.

Los frutos son grandes bayas oblongas de entre quince y treinta centímetros de longitud que contienen de 30 a 40 semillas dicotiledóneas incrustadas en su pulpa, éstas reciben el nombre común de “granos de cacao” y miden de dos a tres centímetros cada una. Son ricas en almidón, proteínas y materia grasa, lo que les confiere un gran valor nutritivo; con ellas se prepara la deliciosa bebida energética conocida como “chocolate”. La grasa extraída de ellas es la conocida y muy útil “manteca de cacao”.

Difundida mundialmente hay en la actualidad tres tipos principales en cultivo: El Criollo (proveniente del norte de Sudamérica y Centroamérica), que es el de mayor calidad pero escasa producción debido a que es muy susceptible a las enfermedades, el Forastero (proveniente de la Cuenca del Amazonas), que es quien domina la producción mundial y el Trinitario (de Trinidad), de origen híbrido que puede ser reproducido artificialmente, llamado también “cacao fino” por su excelente sabor, heredado seguramente de su antecesor criollo. Se lo pueden reproducir asexualmente mediante estacas, injertos de yema y acodos aéreos. Su siembra directa produce un efecto restaurador en los suelos (gracias a las micorrizas simbióticas presentes en su sistema radicular secundario) y controla la erosión de los mismos.

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.