El Kauri

El Kauri es un árbol perennifolio originario de Nueva Zelanda, su nombre científico es Agathis australis  (o Dammara australis) y es miembro de la familia Araucariaceae (Coníferas), exclusiva del hemisferio sur. A pesar de la tala indiscriminada que sufrió tiempo atrás aún quedan algunos bosques en el norte de las islas (como Waipoua, con un sotobosque de impresionantes helechos arbóreos) y ahora ha sido declarada especie protegida. En la actualidad el ejemplar con tronco más grueso tiene un diámetro de casi cuatro metros y medio y el más longevo unos dos mil años de antigüedad. Puede alcanzar con facilidad los cincuenta metros de alto.

Posee una corteza interna lisa grisácea, que aparece al caer la exterior que es escamosa y amarronada y se desprende fácilmente. Sus hojas verdes, simples, amplias y enteras, son pequeñas, ovales, de aspecto coriáceo y están dispuestas de manera opuesta. En su juventud presenta forma de cono y las ramas lo cubren en toda su extensión, pero con el paso del tiempo las más bajas van cayendo y quedan sólo las superiores.

En un mismo individuo hay conos (solitarios y erectos) femeninos y masculinos, la polinización puede efectuarse entre ellos o bien ser cruzada. Estos frutos demoran dos años en madurar, las semillas son aladas y la dispersión de las mismas la efectúa el viento.

Su madera de gran calidad se empleaba, antes de la prohibición, en la construcción de barcos y edificios, así como también su  agradable color la hacía ideal para muebles y paneles de recubrimiento. Con su resina semifosilizada, pues esta especie data del período Jurásico, se producían barnices.

El Olivo dulce

El Kusum

La Lenga

Dejar un comentario:

Tu email no será publicado.

Site Footer