Novedades

La Margaritona

Violeta 9 de diciembre de 2012

La Tithonia diversifolia, o Margaritona, es una planta herbácea originaria de América Central que pertenece a la familia Asteraceae. Su altura varía entre el metro y medio y los cuatro metros. Es de rápido crecimiento y produce con ello abundante biomasa. No requiere mucho mantenimiento. Fue exportada a Filipinas, Ceilán y la India y se propagó naturalmente por el resto de Centroamérica puesto que se adapta bien a distintos tipos de suelo y climas diversos.

Tiene hojas pecioladas alternas que presentan de tres a cinco lóbulos profundos, con los bordes serrados;  poseen alto contenido de proteínas, carbohidratos, azúcares, almidón y minerales como fósforo, calcio, magnesio y potasio. Las flores con pétalos amarillos y lígulas entre amarillas y anaranjadas, de entre tres y seis centímetros de longitud, se sostienen sobre largos pedúnculos. No se conocen buenos resultados de propagación por semillas, debido a ello es que se emplea material vegetativo, con o sin agregado de enraizadores, casi un noventa y cinco por ciento de las estacas (tomadas de la parte más leñosa de la planta) prenden y a los cuatro meses, más o menos, ya dan flor.

Se la cultiva, sin agroquímicos, para darla como complemento alimentario (cosechada antes de la floración) a los animales de granja (cabras, conejos, ovejas, gallinas, vacas y cerdos) y es ideal para la apicultura puesto que sus flores brindan un excelente néctar; conviene sembrarlas a un metro de distancia entre una y otra bordeando el apiario, de esa forma también protegerán a las colmenas de los vientos; si se las cosecha en forma escalonada a lo largo del año, con un corte cada cuatro meses, se pueden tener flores durante todo el año para la producción de miel. Los restos sirven como abono verde para mejorar la calidad de los terrenos puesto que son de rápida descomposición.

Dentro de la medicina no tradicional se le atribuyen propiedades cicatrizantes y antifebriles, sus hojas maceradas en alcohol son empleadas como el árnica. Sirve para controlar los pastos invasivos gracias a la sombra que proyecta, en un año la especie dañina es erradicada por completo; pueden sacarse entonces la Tithonias y sembrar el pasto o césped adecuado sin necesidad de arar ni colocar fertilizantes porque la tierra queda abonada naturalmente. Se dice, además, que aleja a las hormigas.

 

Dejar un comentario

Normas de publicación Remitir publicidad de cualquier clase y comunicaciones con fines de venta u otras de naturaleza comercial al Portal, o a una pluralidad de personas usuarias del WEBSITE sin que medie su previa solicitud o consentimiento.